Unidad del SPE destinará más $5.700 millones para el cierre de brechas laborales de las víctimas del conflicto

Nacional. Abril 9 de 2019. Con el propósito de mejorar las condiciones laborales de las víctimas del conflicto armado, la Unidad del Servicio Público de Empleo en cabeza de su directora Angi Velásquez, destinará este año para esta población más $5.700 millones que estarán dirigidos a fortalecer las agencias y bolsas de empleo para que presten un mejor servicio, a realizar encuentros para empresarios y buscadores de empleo, a la articulación de actores en los territorios y la elaboración de material informativo, entre otros.

Asimismo, como parte del compromiso del Gobierno Nacional con la atención integral a las víctimas, la Unidad del SPE formalizará una alianza con la Organización Internacional para las Migraciones -OIM, que tiene como objetivo fortalecer la atención que se presta en las regiones en el marco del Modelo de Inclusión Laboral con Enfoque de Cierre de Brechas, estrategia que lidera la entidad estatal.

Y como parte del plan de trabajo con la Unidad de Atención y Reparación Integral a las Víctimas – UARIV – se promoverá la implementación de estrategias conjuntas de socialización de la oferta institucional de las dos entidades a nivel nacional y territorial, se ejecutarán acciones interinstitucionales que faciliten el acceso de las víctimas del conflicto armado a los servicios de la Unidad del SPE y se gestionarán  alianzas con el sector privado para la identificación de oportunidades laborales que impulsen la contratación formal de población víctima.

En el marco del Día Nacional de las Víctimas, la Unidad y su red de agencias y bolsas de empleo ponen a disposición de esta población más de 250 mil vacantes vigentes en todo el país. Para acceder a estas oportunidades de trabajo formal las personas deben registrar su hoja de vida en www.serviciodeempleo.gov.co y acercarse a un punto de atención.

Además, la Unidad dio a conocer a través de su Boletín de Oportunidades un detallado análisis del comportamiento del mercado laboral de las víctimas del conflicto armado en el que se destaca que el año pasado a través del Modelo de Inclusión Laboral encontraron un trabajo formal 31.084 víctimas del conflicto armado.

Los departamentos en los que más víctimas encontraron empleo fueron: Antioquia (20,9%), Meta (11,0%), Valle del Cauca y Santander (8,0%), y los municipios o ciudades: Bogotá D.C. (9,6%), Medellín (4,6%), Buenaventura (3,8%), Puerto Gaitán (3,5%) y Barrancabermeja (3,2%).

De acuerdo con nivel de educación, el 63,8% de las vacantes en las cuales se vincularon las víctimas no especificó algún requisito mínimo de educación, el 26,1% requirió secundaria y el 6,7% solicitó educación técnica.

Las principales ocupaciones en las que se vincularon las víctimas fueron: agricultores y trabajadores calificados agropecuarias con destino al mercado (22,6%), artesanos y operarios de las artes gráficas y afines (17,0%), auxiliares contables y encargados del registro de materiales (8,4%), ayudantes de preparación de alimentos (4,9%) y conductores de vehículos y operadores de equipos pesados móviles (4,6%).

Los sectores que más vincularon víctimas fueron: las empresas fueron: obra de ingeniería civil (8,8%), actividades de empleo (8,2%), actividades de servicios a edificios y paisajismo (3,2%), actividades administrativas y de apoyo de oficina y otras actividades de apoyo a las empresas (3,1%), actividades de seguridad e investigación privada (3,1%).

Con relación al tiempo de experiencia de las vinculaciones de víctimas se encontró que el 66,8% de las vacantes no requerían experiencia y el 20,9% más de 5 años de experiencia.